hola

RTVC- Sistema de Medios Públicos

Somos la radio, la televisión y los nuevos medios públicos de Colombia

-A +A

Cómo cuidar su salud mental en el contexto de la pandemia por Covid-19

15 de Septiembre de 2020
Autocuidado Salud mental

Por: Nazlhy Viviana López, Radio Nacional de Colombia

El Covid- 19 y todo lo que ha desencadenado inesperadamente como la cuarentena, el aislamiento social, teletrabajo, entre otras modificaciones en la cotidianidad, sumado al miedo, preocupación y estrés frente a la incertidumbre por el contexto actual con la pandemia, han tenido consecuencias en la salud mental de la población, por ello le proponemos algunas claves para afrontar esta situación.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, la salud mental se define como un estado completo de bienestar, tanto físico, como mental y social, y no exclusivamente a la ausencia de enfermedades. Esta es importante en todas las etapas de la vida pues afecta los pensamientos, actuaciones y sentimientos frente a situaciones, toma de decisiones, relaciones con los demás y manejo del estrés.

“Cuando estamos expuestos a estrés constante o crónico esto puede afectar nuestra salud mental, reduciendo nuestra esperanza de vida, por la aparición de problemas relacionados con depresión y ansiedad. Se ha demostrado que la depresión se puede asociar con problemas cardiovasculares, las respuestas inmunes de nuestro cuerpo, y alteración de patrones de sueño y de alimentación, afectando nuestra salud física,” explica Luisa Fernanda Parra, directora de Psicologa.co

El estudio internacional ‘Efectos en la salud mental de la población colombiana durante la pandemia del Covid-19’, liderado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), destacó que durante la pandemia las personas que más han visto afectada su salud mental en Colombia son mujeres, adultos jóvenes entre 18 y 29 años y las personas con bajos ingresos.

La investigación contó con la participación de 18.061 personas mayores de 18 años, en los cuales el 35% de la población ha presentado síntomas de depresión, el 31% somáticos, que se presenta cuando la persona tiene pensamientos, sensaciones y comportamientos tan intensos que le impiden realizar actividades cotidianas; el 29% de ansiedad y el 21% de soledad.

“No podemos desconocer que la pandemia, si genera un impacto en la salud mental, por la sensación de peligro y alerta constante, los cambios abruptos en nuestras rutinas, la falta de interacción, inestabilidad laboral, falta de actividad, y la vulnerabilidad al evidenciar las carencias frente al sistema de salud, que puede desencadenar problemáticas como la ansiedad y depresión o irritabilidad” manifiesta Parra.

Juan Pablo Sanabria Mazo, magíster en Investigación en Psicología Clínica y uno de los coordinadores de la investigación, indicó que el perfil poblacional con mayor riesgo son las mujeres jóvenes con bajos ingresos, al informar 53% de síntomas de depresión, 45% de somatización y un 40% de ansiedad, mientras que los hombres adultos mayores con altos ingresos, son el perfil en menor riesgo con 11% de síntomas de ansiedad, 11% de depresión y 2% en somatización.

Los resultados de la encuesta exponen que las nuevas dinámicas de trabajo y la disminución de los ingresos económicos son factores determinantes en los síntomas de depresión, ansiedad y somatización de la población, pues 74% sienten que se ven afectados sus ingresos y 64% la continuidad de sus empleos o estudios.

Asimismo, durante la pandemia se ha visto desmejorada la actividad laboral en un 63%, los ingresos económicos en un 55%, la actividad física en un 50% y los hábitos de sueño en un 49%.

Para Luisa Fernanda Parra, experta en evaluación, diagnóstico e intervención de problemáticas emocionales y sociales en niños, niñas, adolescentes y adultos y directora de Psicologa.co, es importante evidenciar cuando se ven perjudicadas las áreas de vida, esto quiere decir que se presenten afectaciones o conflictos en el ámbito familiar, personal, social, laboral, afectiva o en la salud.

“Cuando la salud mental está siendo afectada, pueden surgir sentimientos persistentes, como tristeza, ansiedad, vacío, falta de esperanza, inutilidad, culpabilidad, impotencia, perdida de interés en las actividades o pasatiempos, perdida de energía, fatiga, dificultad para dormir o despertarse, cambios de apetito, y dolores o molestias físicas sin causa aparente.” Describe Parra.

Cuide su mente

Manténgase informado con fuentes fiables, pero no se sobre informe pues esto puede generar pánico, manténgase ocupado y organice su tiempo estableciendo prioridades, pero sin dejar de hacer actividades que disfrute mientras cumple con sus labores, fíjese metas cada día, innove, pruebe una nueva actividad, retese.

“Para cuidar de nuestra salud mental podemos iniciar por enfocarnos en cosas que están en nuestro control, en el presente, aquí y ahora, en cuidarme, mis acciones de autocuidado, manejar mis finanzas, tener una buena relación y un contacto frecuente con mis familiares.”

Exprese lo que siente sin temor

Algunas situaciones, entornos o personas pueden afectar su salud mental, por esto, intente ser consciente y gestionar adecuadamente las preocupaciones excesivas, los pensamientos y personas negativas, implemente las redes sociales para buscar apoyo, conocer cuentas creativas y sentirse conectado con los demás, pero hágalo con cuidado no compare su vida con otros usuarios, ni caiga en rumores o información falsa.

“Aprender a reconocer nuestros pensamientos y emociones, va a ayudar a comunicarnos, nos han enseñado que tenemos que ser fuertes y que está mal decir que tenemos tristeza o angustia, pero se ha demostrado que poder expresar que no nos sentimos tan bien, puede generar cierto alivio y puede permitir ver otros puntos de vista, entender que debemos soltar cosas de las cuales no tenemos control.”

Cuide de su cuerpo

Realice actividades saludables, duerma de 7 a 9 horas, consuma una dieta equilibrada, ejercite su cuerpo y su mente, medite, busque actividades, videos o aplicaciones que incluyan movimiento, como el baile, esto lo pueda ayudar a reducir la ansiedad y a mejorar el estado de ánimo, por la segregación de endorfinas y serotonina, hormonas relacionadas con la sensación de bienestar.

“Dirigirnos hacia las cosas que son valiosas para nosotros, esto se refiere a que tipo de persona quiero ser en los diferentes ámbitos de mi vida, que rol quiero tomar, que valores quiero demostrar y como quiero enfrentar la crisis. Además de agradecer lo que tenemos y compartirlo con los demás, identificar estas cosas permite tener una mejor sensación frente a nuestro bienestar de vida.”

Forme conexiones con otras personas

Intente en la medida de lo posible pensar positivo y disfrutar de las cosas sencillas de la vida, ayude a las personas que lo rodean si puede hacerlo, ofrecerle apoyo a alguien que lo necesita da una sensación de propósito y de control en estos tiempos de incertidumbre.

“Es importante ser amable con nosotros mismos y con los demás, pues todos pasamos por lo mismo, es normal que se presenten distintas emociones como la tristeza, ansiedad y miedo, que no son tan agradables, por eso en la medida en que seamos amables con esas emociones a la hora de experimentarlas, generaremos mayor sensación de apoyo que es algo que necesitamos en este momento.”

Si lo necesita, busque ayuda

No espere a que los problemas de salud mental como la ansiedad o depresión desaparezcan repentinamente, sea sincero con cómo se siente, llame o comuníquese con un familiar, un amigo, un ser querido o un profesional para hablar de sus emociones.

“Parte importante de la salud mental es saber reconocer cuando no estoy bien y cuando necesito pedir ayuda, abandonar la idea de que ir al psicólogo es un sinónimo de locura o debilidad. Finalmente, mantener nuestras rutinas y el autocuidado, tener un contacto en el ámbito social y familiar es fundamental, pero conservando ciertas precauciones, en la medida en que me cuide podré cuidar a los demás.”

Es un contenido tipo opinión: 
0